“Nuestra meta, es brindar una excelente alternativa gastronómica, con un servicio esmerado y a un precio razonable”.


La gastronomía peruana, tiene muchos sabores que está envuelta de tradición y buen gusto; nuestros antepasados descubrieron e hicieron de los mariscos, pescados, carnes un mundo de sabor y color que hoy en día PUNTO MARINO, lleva a todos sus clientes con una constante innovación del producto, la capacitación de sus mozos y azafatas, el excelente control de calidad en cada unos de sus platos que ha hecho por muchos años que usted nos prefiera.


Bienvenidos: Es así que el 3 de marzo del 2004, nace Punto Marino, con el claro objetivo de ser un excelente restaurante y presentar una alternativa culinaria atractiva y cautivadora. Convencidos de que con ingenio, imaginación, acción y perseverancia se podría lograr platos innovadores y de la mejor calidad, Roberto y César incursionaron además en el desarrollo de nuevos productos, fusionando parte de la gastronomía peruana con la japonesa y dándole a Punto Marino el toque nikkei que lo ha convertido en uno de los referentes entre los restaurantes en Lima.


Misión: Nuestra mision es ser una empresa de crecimiento sostenido, brindando una excelente alternativa gastronomica con un servico esmerado y a un precio razonable, contando para ello con el apoyo de nuestros clientes y el compromiso de nuestros colaboradores tanto internos como externos.


Orígenes: Roberto Kobashikawa, desde la época de la Universidad, siempre tuvo el sueño de incursionar en el mundo empresarial de los restaurantes, influenciado por la trayectoria familiar donde su abuelo y posteriormente sus padres se dedicaron al negocio de la comida. Su abuelo y su padre administraron durante muchos años un acogedor restaurante en el distrito de Lince. Durante los años 80, Roberto siendo aún muy joven comenzó a darle forma a su sueño de tener su propio negocio dedicado a la comida peruana.César Yamanija conoció a Roberto en 1986, cuando ambos planeaban estudiar en la Universidad de Lima, y volvieron a encontrarse en el año 2003, siendo ya ambos exitosos profesionales. A partir de este encuentro, y motivados por la visión y planteamiento de formar una empresa líder, decidieron emprender la aventura del restaurante propio y surge así una sociedad y una gran amistad.


Cesar Yamanija, amigo y socio de Roberto se conocieron en los años 80 cuando estudiaban en la Pre Lima, y luego en la Universidad de Lima, amistad que hasta la fecha se mantiene sólida como en esos años, cautivado por la visión y planteamiento de ser participe de una gran empresa, decidió emprender esta aventura junto con Roberto involucrándose en dicho sueño que ahora también es de el.

Ambos, Administradores de Empresas y de descendencia japonesa convencidos de que con ingenio, imaginación y perseverancia se podría lograr platos interesantes, incursionaron en el desarrollo de nuevos productos fusionando parte de la gastronomia peruana con la japonesa.Es así que nace Punto Marino, con el claro objetivo de ser un restaurante reconocido y diferenciado que inicio sus operaciones un 03 de marzo del 2004.Dentro de su trayectoria Punto Marino ha pasado por dos etapas claramente identificable, la primera que fue de inicio, marcada por algunos errores, deficiencias y limitaciones lo cual llevo que a principio del 2005 luego de haber detectados serios problemas en el área de cocina Cesar y Roberto deciden tomar la batuta de la cocina y realizar los cambios necesarios.La segunda etapa fue de rediseño y mejoramiento de la calidad, corrigiendo las deficiencias detectadas en la 1ra etapa e implementando nuevos procesos en las actividades de compras, almacenamiento, manipulación y producción dando lugar a una reingeniería en el área de cocina, y es así que se desarrollan nuevos platos, y se mejoran los existente, motivo por el cual Punto Marino ya cuenta con el reconocimiento de sus clientes.Actualmente Cesar se encarga básicamente de la preparación de los platos y Roberto de la parte administrativa pero sin descuidar ambos, las operaciones del restaurante en su conjunto.Cesar y Roberto agradecen a sus clientes y amigos que en su oportunidad comentaron y les hicieron llegar sus criticas constructivas para así poder mejorar y brindar un producto agradable y de calidad.Están concientes que tienen mucho que recorrer y mejorar y lo lograran con el apoyo de ustedes, sus clientes y sus colaboradores tanto internos como externos.


Buscamos la perfecta combinación de nuestra comida marina, el toque gourmet y la atención personalizada que nos caracteriza. ¡Los esperamos!